Cómo reparar un Estor [Guía paso a paso]

Cómo reparar el mecanismo de un estor

Los toldos verticales o estores han ganado protagonismo frente a las cortinas en muchos hogares. Son fácil de usar e instalar, tienen un diseño más atractivo y ocupan menos espacio. Visualmente, tienen las de ganar, además de que son económicos.

No obstante, el cordón puede fallar, se suelta o se desgasta y es necesario cambiarlo, porque, al igual que cualquier otro elemento de nuestra casa, con el paso del tiempo se estropea.

Pero el punto positivo de todo esto es que sencillo sustituir la cadena o el cordón. No importa que el fabricante sea diferente, por norma general, la reparación es similar en todos ellos.

Y eso justo lo que vamos a explicarte en este artículo: cómo reparar el mecanismo de un estor con una guía paso a paso.

Además, vamos a darte unos consejos para cuidarlos y mantenerlo limpios y retrasar su reparación lo máximo posible, aumentando su vida útil, teniendo en cuenta que es un elemento que se usa con frecuencia.

Vamos a por ello.

Estor o toldo vertical para terrazas

Cómo identificar el problema en el mecanismo de un estor

Antes de explicarte cómo reparar un estor, es importante detectar dónde está el problema para saber qué herramientas vamos a necesitar.

Para ello te recomendamos seguir estos pasos:

  1. Examina el estor, es decir, observa si la cuerda tienes nudos, se ha salido de la guía o se produjo algún atasco.
  2. Echa un vistazo a la parte superior del estor. Comprueba el movimiento de la cadena o cuerda accionando el mecanismo para detectar posibles problemas.
  3. No desmontes el mecanismo antes de tiempo. En algunos casos, no hace falta desmontar el sistema para solucionar el problema. Simplemente revisando la barra superior y la guías donde gira es suficiente.

Estos primeros pasos te ayuda a identificar con precisión por qué el mecanismo no fusiona correctamente y, de esta manera, proceder a su reparación con mayor eficacia.

Herramientas y materiales que vas a necesitar para la reparación de tu estor o toldo vertical

La gran ventaja de reparar un toldo vertical es que apenas necesitamos herramientas y, además, esos elementos son comunes en cualquier hogar.

No tenemos que gastarnos dinero en extras innecesarios.

Dicho esto, para reparar un estor necesitarás las siguientes herramientas:

  • Alicates para manipular o ajustar piezas pequeñas.
  • Destornillador para desmontar el estor y acceder a los elementos de forma independiente.
  • Cordón o cadena. En caso de que la antigua no tenga solución, será necesario reemplazarla por una nueva.

Puedes tener a mano tu caja de herramientas en caso de necesitar algún componente extra.

Pero vamos, tan solo necesitas tres elementos para abordar la mayoría de problemas que suelen surgir en la reparación de un toldo de estas características, ya sea plegable o enrollable.

Instrucciones para solucionar los problemas más comunes de los estores [Guía paso a paso]

Reparar el mecanismo de un estor es un proceso sencillo y bastante intuitivo, pero según el tipo de toldo vertical que tengamos, tendremos que seguir unos pasos u otros.

No te preocupes, ninguno requiere conocimientos técnicos.

Cómo reparar un estor plegable

Los estores plegables se componen de un mecanismo basado en varillas horizontales. Estas varillas no solo actúan como contrapeso, también recogen el tejido o la tela cuando se sube la cortina mediante un sistema de cuerdas.

Puede ser de loneta o traslúcidos, y tienen la ventaja de que desmontarse con facilidad, un punto positivo teniendo en cuenta que se pueden meter a la lavadora cuando quieras para eliminar la suciedad.

Bien, vamos ahora con el proceso de reparación:

  1. Usa el destornillador para desmontar el mecanismo.
  2. Solo tienes que liberar el eje. Para ello, afloja el tornillo que sujeta a la cadena.
  3. A continuación, retira las tapas de la cadena y, entre las dos pestañas del resorte, coloca la rueda.
  4. Después, vuelve a poner la cubierta y asegúrala, ajustando de nuevo las piezas.
  5. Si percibes que el estor se eleva torcido, suelta las cintas, estira el hilo lo máximo que puedas y sitúalo de nuevo en su lugar.

Cómo reparar un estor enrollable

El estor enrollable es uno de los más populares y funcionales en los hogares, incluso más que los plegables. Fácil de manejar y con un mecanismo aún más sencillo que el estor anterior.

El funcionamiento es similar al de una persiana. Es una sola pieza, quedando la tela enrollada verticalmente (de ahí que se llame también toldo vertical) en un tubo ubicado en la parte superior del sistema.

Ahora bien, ¿cómo lo reparamos? Sigue estos 5 sencillos pasos:

  1. Desajusta las piezas y libera el estor, quitando los extremos.
  2. Con el destornillador retira el freno y el tornillo que se encuentra en el interior.
  3. Comprueba si los muelles están en buen estado. Si están bien, es posible que se hayan quedado sin aceite y tengas que echar un poco o silicona de spray.
  4. Coloca de nuevo las piezas y comprueba si funciona.
  5. ¿Está roto? Tendrás que solicitar de nuevo a la tienda que te proveen de uno nuevo.

¿Y si tengo un estor automático?

Aquí puede suceder otro caso. Tienes un estor de los mencionados en el apartado anterior, pero no son manuales, sino que aplicaste un pequeño metor que permite controlar el sistema en remoto sin necesidad de moverse para bajarlo de manera cómoda.
En este caso, como tu sistema es automático, el problema es algo más complejo de solucionar.

Revisa el mecanismo y comprueba si el ajuste es sencillo y la reparación no reiquiere complicación. Consulta el manual de instrucciones o la guía. Si después de realizar todas las consultas no encuentras el problema, te recomendamos que acudas a un especialista.

Y es que las averías de los motores automáticos es más compleja y podemos dañar el motor, agravando el problema sin darnos cuenta.

Por supuesto, también te llevará más tiempo.

Por ello si quieres asegurar una reparación segura y adecuada, lo mejor es siempre consultar a un profesional.

Consejos para el mantenimiento de un estor

No podemos evitar que con el paso del tiempo nuestro toldo vertical se desgaste, pero lo que si podemos hacer es prolonga su vida y nos aguante el mayor número de años posible.

¿Cómo lo hacemos?

Con un buen mantenimiento y para ello te aconsejamos seguir los siguientes pasos:

  • Haz una limpieza periódica. Del mismo modo que cuidas el resto de elementos de tu vivienda, también lo tienes que hacer con tus estores. Elimina la suciedad con un paño suave, plumero o una aspiradora de mano. Eso sí, evita los productos químicos agresivos a toda costa, esto puede dañar el material.
  • Evita golpes y roces. Úsalo con cuidado. Evita tirones fuertes al subir o bajar el estor.
  • Para estores automáticos, consulta el manual para solucionar el problema. No manipules el sistema si no tienes claro el procedimiento, lo que puede provocar un problema mayor.
  • Protege el estor frente a la humedad. Evita su exposición directa
  • Protección contra la humedad: Evita la exposición directa a la humedad, ya que puede causar daños en el material y en el mecanismo. En caso de manchas, límpialas con cuidado siguiendo las instrucciones del fabricante.

Siguiendo estos consejos simples, podrás mantener tu estor en óptimas condiciones y disfrutar de su funcionalidad y estética por mucho tiempo.

Conclusión

Nuestro objetivo con este artículo es que vieras lo sencillo que es reparar un estor y darle una segunda vida.

Y esperamos haberlo conseguido.

Pero recuerda: cuidar tu estor es lo que alargará su vida útil.

Además, si tienes un estor automático, lo mejor es que consultes con un profesional. El motor de estos elementos son más complejos y manipularlo sin tener claro su funcionamiento puede agravar el problema.

Ya has visto que no su reparación no tiene ningún misterio.

De todos modos, si tienes alguna duda, siempre puedes dejar un comentario.

Te leemos más abajo.

Contacta con nosotros

💬 ¿Necesitas ayuda?