Cómo reparar un toldo [Guía y Consejos]

Cómo reparar un toldo y alargar su vida útil

Las inclemencias del tiempo como la lluvia o el viento, e incluso el propio paso de los años, pueden provocar roturas en la lona de nuestro toldo.

Esto nos pone límites a disfrutar de nuestra terraza cualquier día del año.

Es cierto que en casos extremos, se necesita un reemplazo total de la lona, pero si actuamos antes de tiempo, podremos evitar daños mayores.

Lo mejor es tomar acción cuánto antes para que la instalación siga cumpliendo su función de protección frente al calor, lluvia o viento.

Por eso en este artículo te vamos a explicar cómo reparar un toldo sin necesidad de contratar un servicio extra y poder alargar su vida útil.

Es más, te daremos 4 alternativas a tomar para su reparación y algunos consejos que poco se tienen en cuenta y te ayudarán a evitar daños.

cómo reparar un toldo y alargar su vida útil

Guía paso a paso para arreglar un toldo [4 métodos a elegir]

Te contamos cómo arreglar un toldo paso a paso por medio de 4 métodos diferentes a elegir en función del tipo de rotura y materiales que dispongas para tu vivienda o local comercial.

Vamos a ello.

1. Detecta el problema (lona o problema mecánico)

Has detectado que tu toldo tiene un desgarro en la lona y, para que no vaya a más, es necesario repararlo cuánto antes, porque no queremos que se extienda, ¿verdad?

Bien, este desgarro se agranda, por norma general, debido a la tensión que ejercen los brazos sobre la lona, su uso o el propio viento, que si dejamos que pase el tiempo sin arreglarlo, puede ser más complicado taparlo o repararlo y la lona perderá su rigidez y propiedades protectoras.

Nota: si vives en una zona con fuertes rachas de viento, te recomendamos que le eches un vistazo a este post:

¿Cuáles son los mejores toldos resistentes al viento para una vivienda?

Pero antes de contarte cuáles son los materiales y procesos que puedes seguir, es importante que tengas claro los diferentes motivos por los que la tele de tu toldo puede romperse.

Esto te lo decimos para que sepas si puede repararse o, por el contrario, necesitarás una sustitución completa de la lona.

Si la tela se ha roto:

  • Por un golpe o roce de elemento cortante.
  • Porque el aire ha provocado un descosido en las uniones.
  • Porque se ha generado un pequeño agujero o desgarro.

Pero sigue manteniendo su resistencia, entonces podrás arreglarlo tú mismo con facilidad.

Sin embargo, si la lona se ha deteriorado por el sol y las inclemencias meteorológicas, se habrá perdido resistencia y la reparación no será la solución, sino la sustitución de la lona.

También es importante tener en cuenta que si el desgarro está cerca de la costura o en una zona de tensión, es recomendable acudir a un profesional para asegurarte de un arreglo eficaz.

Comprueba si puedes repararlo

¿Cómo comprobamos si podemos repararlo?

Muy sencillo.

Presiona sobre la tela con tus manos o un objeto rígido. Observa y mira si que no se raja ni desprende polvo. En este caso, puedes repararla sin problemas. De lo contrario, la lona nos manda señales de que está quemada y las fibras se desprenden. En ese caso, no merece la pena repararlo.

Por otro parte, si el problema es mecánica, es probable que una pieza esté defectuosa o pierda sujeción. Será necesario desmontarla para su reparación o sustitución.

En este caso, si no eres muy manitas, lo mejor es que acudas a un técnico especializado que te quite los quebraderos de cabeza.

Entrando en este enlace nos cuentas tu caso y te decimos qué tipo de reparación necesitas.

2. Consigue los materiales

¿Ya has detectado el problema de tu lona?

Perfecto.

Vamos al siguiente paso: adquirir los materiales necesarios para reparar el toldo.

En función del daño generado, vas a necesitar unos elementos u otros.

A grandes rasgos, estos son los que se suelen utilizar:

  • Hilo resistente
  • Aguja
  • Tela adhesiva
  • Cinta impermeable
  • Parches de tela
  • Tijeras
  • Pegamento de tela

No obstante, te diremos cómo reparar un toldo con los distintos métodos y ahí detallamos los materiales necesarios en cada caso.

3. Limpia la zona dañada y prepárala para su reparación

Una vez conoces el tipo de desperfecto, no te lances a repararlo.

Antes tienes que cumplir un paso previo: limpiar y preparar la zona dañada.

¿Cómo lo hacemos?

Bien, usa un cepillo con cerdas suaves para eliminar la suciedad, moho o polvo acumulado en la zona a tratar.

A continuación, si es necesario, utiliza un detergente neutro o jabón suave para retirar manchas o residuos.

Por último, espera a que la zona esté seca para, ahora sí, iniciar su reparación.

4. Repara el desperfecto

Ya tenemos el área 100% seca y limpia.

Vamos a ver cómo arreglar el toldo mediante 4 métodos diferentes.

¡Empezamos!

Pegado con cola

En el caso de que tu lona sea bastante nueva, puedes pedir un trozo del mismo tejido y pegarlo con cola sobre el desgarro, como si se tratase de un parche.

Obviamente, debe ser del mismo color para que no haya discordancia en la lona o , al menos, lo más parecida posible.

Es un método bastante sencillo e, incluso, menos laborioso que coser una tela y evitas tener que cambiarla al completo cuando apenas tiene unos meses.

Ahora bien, para arreglarla, necesitas: tela, tijeras y cola de contacto.

Para ello, necesitarás: tijeras, cola de contacto, tela, lo más parecido posible al color del toldo actual para no romper la estética.

Aquí te dejamos los pasos a seguir:

  1. Corta la tela, con un mínimo de 5 cm, para que sea lo bastante grande como para solapar ambos lados. Piensa que cuánto más grande sea el trozo cortado, mayor resistencia tendrá.
  2. Usa la cola en la superficie del toldo y la tela que has escogido como parche y pégalo. Espera un poco que se ventile.
  3. Por último, pega la tela sobre el toldo y presiona. Déjala secar en el tiempo recomendado por el fabricante.

¡Y listo! Ya tienes tu toldo reparado.

Antes de pasar al siguiente método, te queremos dar un consejo: elige colas resistentes al agua y a los rayos UV. Este tipo de colas puedes encontrarlas en las tiendas de bricolaje o en los propios instaladores de toldo. Si tienes cualquier duda, puedes consultarnos aquí.

Tampoco te excedas en el uso de cola, no queremos que rebose. De esta manera, evitamos marcas generadas por el sol y manchas en la tela.

Parches autoadhesivos

La reparación de este método solo implica dos materiales:

  • Tijeras
  • Parches

Este es el proceso que tienes que seguir con este método:

  1. Si los parches incluyen una película protectora, retírala.
  2. Aplica el parche en la zona a reparar y presiona.

Recuerda: el fabricante establece unos tiempos recomendados para que funcione. Respétalos.

Costura

Para reparar un toldo descosido, se suele utilizar la costura.

¿Qué necesitas?

  • Tijeras
  • Aguja de curva especial
  • Hilo resistente
  • Tela

Esto es lo que tienes que hacer para coser tu toldo:

  1. Tienes que solapar la tela. Si está en buenas condiciones, recoge el toldo hasta que se mantenga tenso para solapar una tela encima de otra.
  2. Coge la aguja y el hilo y cose la tela.

Aquí te vamos a dar unos pequeños tips.

Para coser la tela, primero puedes hacer un pespunte rápido para sujetarla y, a continuación, dar puntos con poca separación entre ellos.

Esto es importante: usa una aguja de costura resistente y bien afilada, y un hilo resistente a los rayos UV.

¿Por qué te decimos esto?

La lona de un toldo se compone de telas gruesas en las que cuesta traspasar el tejido.

No olvides usar unos guantes para evitar incidencias.

Soldar (pegado con calor)

Soldar es el método más complicado y menos usado.

Para ello, vas a necesitar un soldador textil. Y esta es una pieza que no todas las personas tienen en sus hogares.

Pero si la tienes, te contamos cómo es el proceso:

  1. Solapamos la tela del mismo modo que en el proceso anterior.
  2. Ahora coloca la máquina sobre las telas solapadas
  3. Avanza poco a poco y mira si la tela se queda fundida. En caso de que no suceda, pasa de nuevo la máquina.

Bonus extra: realiza un mantenimiento periódico de tu toldo

Cuando instalamos un toldo, es importante realizar un mantenimiento periódico si queremos que nos aguante intacto durante años.

Evitamos el desgaste y posibles roturas.

Y no es un trabajo laborioso; apenas te quita tiempo.

Te recomendamos que limpies la lona 2-3 veces al año con agua (puedes añadir también un poco de detergente si hay mucha suciedad, pero que no sea abrasivo) y un cepillo suave.

Consejo: No frotes con demasiada fuerza para no desgastarla.

También es importante que, al recoger el toldo, la lona se quede plegada para prevenir su deformación.

Además, es importante que al recoger el toldo, la lona quede correctamente plegada para que no se deforme.

Aquí te dejamos algunos consejos antes de realizar el mantenimiento de tu toldo:

  • No realices limpiezas en días con mucho viento, mejor que sea cálido para evitar incidentes y la lona se seque tras su limpieza.
  • Prepara todo el material que necesites antes de ponerte en marcha.
  • Usa una escalera e instalar sobre una superficie estable.

Siempre que efectúes un mantenimiento preventivo, te evitarás de realizar reparaciones continuamente.

De todos modos, en este artículo te explicamos cómo realizar una limpieza y mantenimiento de tu toldo en pocos pasos.

¿Tienes claro cómo reparar un toldo?

Como has podido comprobar a lo largo de este artículo, arreglar un toldo no es una tarea difícil y que te quite mucho tiempo.

Con esta guía, ya tienes todos los pasos para ponerte en marcha con la reparación y aumentar la vida útil de tu toldo.

Recuerda que puedes elegir entre los cuatro métodos que te hemos explicado.

Pero lo más importante: realiza un mantenimiento periódico que eviten daños a futuro y disfrutar de tu toldo durante mucho tiempo.

No obstante, si el desgarro supera las dimensiones y no sabes si es mejor repararlo o sustituirlo, necesitarás acudir a un instalador profesional de toldos que examine la lona con detalle y encuentre la solución adecuada para ti.

Nosotros mismos, como instaladores, hemos ayudado a muchas viviendas y negocios a devolver al buen estado de sus toldos.

Y esto mismo podemos hacerlo por ti.

Solo tienes que entrar aquí y rellenar el formulario de contacto para que nos pongamos en marcha.

¿Te vemos dentro?

Contacta con nosotros

💬 ¿Necesitas ayuda?