Toldos impermeables: ¿cuál es la mejor lona para la lluvia?

Toldos impermeables: ¿cuál es la mejor lona para protegerse de la lluvia?

La lluvia no tiene porqué ser un impedimento para disfrutar de nuestras terrazas particulares o chafarnos el día si disponemos de un negocio.

Elegir una buena lona que nos proteja de la lluvia nos permite resguardarnos y aprovechar nuestro espacio exterior aunque no estemos en plena época de verano.

Por este mismo motivo, los toldos impermeables son una excelente opción para las estaciones del año donde las lluvias se acrecientan o en aquellas ciudades de España como Santiago o San Sebastián donde llueve 140 y 141 días, respectivamente.

Por ello, hoy te explicamos qué es un toldo impermeable, cómo elegir la lona adecuada y el mantenimiento necesario para que te acompañe durante largas temporadas.

toldos impermeables en terraza vivienda

¿Qué son los toldos impermeables?

Los toldos impermeables son estructuras como cualquier toldo convencional con la diferencia que está fabricado con un tipo de tejido que lo convierte resistente al agua.

Estas instalaciones se usan tanto para terrazas, patios o pérgolas de particulares como para las terrazas de negocios. Por normal general, nos referimos al sector de la hostelería pero se puede extrapolar a cualquier otro establecimiento.

No obstante, la elección de un tejido u otro influirá en gran medida según los planes que tengamos en mente.

Te explicamos: no es lo mismo querer un toldo para protegerte de la lluvia en ocasiones puntuales que usarlo para mantener tu espacio en perfectas condiciones durante todo el año sin que penetre ni una gota de agua.

Y esto es indiferente ya sea para realizar eventos en tu casa o tener la terraza disponible de tu negocio durante todo el día.

¿Se puede conseguir? Por supuesto.

Pero hay que conocer el tejido apropiado porque no todas poseen las cualidades precisas para hacer frente a la lluvia con eficacia.

¿Qué tipos de lona son recomendables para los toldos impermeables?

Mientras que los tejidos microperforados son perfectos para proteger del sol, existen otro tipo de lonas que proporcionan la protección adecuada para la lluvia: las lonas acrílicas y PVC.

Mejor entramos en detalle para conocer todas sus propiedades.

Lonas acrílicas

Es un tipo de lona bastante empleada tanto en casas como en empresas.

¿Por qué es una opción que ha calado tanto?

En resumidas cuentas, por tres factores: su resistencia al sol, rayos ultravioleta (casi un 80%) y, por supuesto, la lluvia.

Pero debemos señalar un pequeño matiz. Es cierto que resiste a la lluvia, pero no es conveniente instalar un tejido de estas características en zonas con climas demasiado adversos. A pesar de esto, cuenta con un tratamiento antimanchas y antihumedad que la convierte en una excelente opción con calidad garantizada y precio asequible.

Por este mismo motivo, es una opción a considerar en zonas calurosas y con bastante humedad.

toldo con lona acrílica

Además, es resistente frente a decoloración y los fuertes vientos.

Por tanto, no nos extraña que sea uno de los tejidos favoritos de muchos usuarios. Sus cualidades son difíciles de superar.

Y sin olvidar el diseño, porque sí, también es importante.

Si quieres mantener tu patio o jardín con una estética armoniosa, tienes un sinfín de oportunidades para elegir en cuanto a color y estampados.

Es más, este aspecto cobra aún más importancia cuando hablamos de negocios. En este caso, al utilizar el espacio en verano y en invierno, pueden emplearse lonas acrílicas con revestimiento incoloro para conseguir una impermeabilidad en su totalidad.

Lonas PVC

Por otro lado, las lonas PVC tienen una impermeabilidad plena y, por eso, son excelentes para terrazas de bares y restaurantes donde se enfrentan ante las inclemencias del tiempo durante todo el día y el año.

Como no podía ser de otro modo, hay un “pero” en todo este asunto y se llama transpirabilidad.

Por desgracia, este tejido te da una de cal y otra de arena. Y su pequeño inconveniente se encuentra en la libertad de circulación del aire. Por tanto, en zonas muy cálidas se acumula el calor y genera cierta incomodidad bajo él.

De todas maneras, si no vives en una zona con temperaturas muy altas, no tendrás problema alguno. ¿Contra la humedad? Será tu mejor aliado.

Eso sí, colores tienes para aburrir. Una variedad muy amplia para hacer la decoración a tu gusto.

¿Qué hacer si se moja mi toldo?

Nada que no tenga solución.

Imagina que ha empezado a llover a cántaros y te encuentras fuera de tu hogar y dejaste el toldo abierto. Bien. Si lo primero que se te pasa por la cabeza es recoger el toldo, ¡Mmm..error!

¿Por qué te decimos esto?

Al guardar el toldo mojado pueden originarse hongos y moho, dañando en gran medida el tejido a causa de la humedad. Por tanto, déjalo como está hasta que esté al 100% seco.

Ojo con el barro. Si el temporal ha traído consigo suciedad, límpialo antes de ponerlo a resguardo de nuevo. Para ello, solo necesita agua y jabón neutro.

¿Lo tienes? Bien, ya está listo para volver a su cobijo.

Un consejo: si quieres proteger al máximo la estructura y la lona de la humedad, puedes incluir un cofre en tu toldo.

Pero imagina que volvemos al caso de antes y empieza a diluviar. No estás en casa para resguardar el toldo. Bueno, para estas ocasiones existen sistemas mucho más avanzados que incluyen sensores y motores que permiten abrir o cerrar la estructura en caso de lluvia.

Tú ya no tienes que preocuparte y la instalación queda protegida en su totalidad. ¡Una maravilla!

Consigue un toldo impermeable a medida

Los toldos impermeables se pueden hacer a medida para adaptarse por completo a tus necesidades.

Además de instalar cofres o sensores, puedes optar por los corredores de onda que protegen tu terraza de la lluvia. Gracias a su ligera inclinación, el agua no queda estancada en la superficie del toldo y el agua drena hacia el suelo con facilidad.

Si así lo prefieres puedes apostar por el toldo vertical o estor que mantiene tu estancia exterior protegida de la lluvia al cubrir las partes laterales.

Y no solo esto, suma la protección frente al viento y el sol. También, con la privacidad que deseas.

Como has podido comprobar los toldos impermeables son una excelente opción para terrazas, patios, jardines o negocios.

Eso sí, no te olvides de hacer un mantenimiento periódico. Con el paso del tiempo, el material se desgasta y es necesario comprobar sus condiciones para seguir ofreciendo las mejores prestaciones.

Comentarios (1)

Quisiera saber dónde puedo ver los colores y dibujos q tienen y si los toldos impermeables tienen más resistencia al agua q un toldo normal pero la textura es como la de los toldos o es como plastico .Gracias

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

💬 ¿Necesitas ayuda?