Toldo o pérgola: ¿cuál es la mejor opción para una vivienda?

Toldo o pérgola: ¿cuál es la mejor opción para mi vivienda?

¿Toldo o pérgola? ¿Cuál es la mejor opción para mi terraza?

Instalar un elemento depende de varios factores como las dimensiones, el presupuesto o el tiempo de uso.

Por tanto, en muchas ocasiones, una decisión de este tipo puede hacerse bola si no tenemos claro las singularidades de cada instalación.

Porque sí, lo que no podemos dudar es que cumplen la misma función: protegernos del sol mientras disfrutamos de nuestra terraza o jardín al aire libre. Y, por supuesto, también de la lluvia y el viento.

Hoy queremos despejar todas tus dudas para elegir la alternativa que te proporcionará más ventajas según el espacio disponible.

Ahora sí que sí, ¡comenzamos!

toldo en balcon pequeño

Antes de empezar….

Empecemos la casa por los cimientos, como se suele decir.

Antes de conocer las diferencias establecidas entre los toldos y las pérgolas, debes conocer que no todo los aspectos están contrapuestos.

Encontramos dos puntos en común, importantes de mencionar:

  1. Para instalar un toldo o pérgola, necesitarás la aprobación de la comunidad de vecinos si vives en edificios residenciales donde la Ley de Propiedad Horizontal establece una serie de obligaciones para mantener la estética de la fachada.
  2. Los pasos agigantados de la tecnología han permitido automatizar los procesos y dejar a un lado el sistema manual para otorgar más comodidad. Solo necesitarás un mando para abrir y cerrar la instalación.

Por último, también se pueden personalizar las lonas en ambos casos. Todo dependerá del presupuesto disponible, pero si quieres protegerte de los rayos del sol, no te dejes llevar solo por el precio y opta por calidad.

Comparativa de los factores previos a la compra

Para facilitar el análisis de ambos elementos, los hemos dividido en varias secciones que establecen los factores clave a la hora de elegir un toldo o pérgola.

De esta manera, podrás acudir a aquellas características que más te interesan a la hora de tomar una decisión.

Pero lo que sí debes tener claro es que no existe una elección mejor que otra. Cada uno tiene sus peculiaridades y debes saber cuál te conviene más a ti por necesidad y prestaciones.

Dicho esto, detallamos en profundidad cada factor a tener cuenta.

Resistencia y durabilidad

La ventaja más destacada de una pérgola es su resistencia y durabilidad gracias a su estructura fija anclada al suelo.

Esto es muy conveniente para zonas de fuertes rachas de vientos donde la estructura es más estable y resistirá mejor ante estas inclemencias del tiempo.

Por norma general, encontrarás pérgolas de aluminio que le otorgan una durabilidad considerable frente a tiempos más extremos.

Si quieres tener más información sobre esta estructura, te recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo pérgola: qué es y para qué sirve.

Por el contrario, un toldo puede resultar muy dañado con este tipo de clima. No en todos los casos, pero sí con aquellos de baja calidad. A veces lo barato sale caro.

Por este mismo motivo, los toldos para áticos con mucho viento no son recomendables. Incluso, si das un vuelta por el vecindario te darás cuenta que suele haber pérgolas instaladas.

Dimensiones disponibles

Los toldos para balcones y ventanas e, incluso terrazas pequeñas, son una alternativa práctica y funcional que para nada requiere una gran inversión.

toldo o pergola en terrazas grandes

En este caso, tendrás la protección adecuada frente al sol durante todo el verano y disfrutar así del espacio exterior.

Ahora viene la siguiente cuestión: ¿qué sucede cuando disponemos de una terraza o jardín de grandes dimensiones? ¿Bastará con poner un toldo más grande?

Puedes decantarte por los brazos articulados que permiten cubrir espacios más amplios, pero sigue teniendo alguna limitación. Podría verse afectado o dañado en zonas geográficas donde el viento es bastante frecuente y la altura es considerable, como por ejemplo, un ático.

Sin embargo, las pérgolas no tienen límite de espacio y, esto, para jardines o patios muy grandes es una buena elección para convertir tu espacio exterior en el lugar favorito de tu hogar, donde disfrutar de una buena lectura o reuniones con amigos y familiares.

Eso sí, ten en cuenta que la pérgola no se podrá retirar.

Tiempo de uso

No es lo mismo querer disfrutar de una terraza durante todo el año que un par de meses en verano.

Veamos qué ofrece cada tipo de instalación:

  • Los toldos son perfectos para usos puntuales, como en verano. Protegerte del sol es fundamental y no veas como se nota. Y no solo te protegerá a ti, si no a tus muebles. Así, podrás despreocuparte por la decoloración.
  • Las pérgolas, en cambio, pueden aprovecharse mejor durante todo el año ya que se pueden cerrar con cubiertas de cristal o policarbonato (entre otros) que permiten mantener cerrada la estancia en épocas de frío y lluvias. Esto quiere decir que tiene un mejor aislamiento frente a climatizaciones adversas.

Aunque sí debes tener en cuenta que el presupuesto será superior.
Como siempre, valora primero tus necesidades y luego actúa en consecuencia.

Diseño

Si hablamos de diseño, las ventajas del toldo son superiores.

No solo nos parece funcional, sino que son muy estéticos puesto que pueden recogerse sin alterar ni un ápice el diseño de la fachada cuando efectuamos el cierre.

Te vamos a decir algo más: emplear toldos cofre garantiza mayor armonía y protección para tu lona. ¡Una maravilla!

Por otro lado, la pérgola no corre con la misma suerte.

¿Permite recoger la lona? Sí. Pero, ¿qué hago con la estructura?

Como ya comentamos anteriormente, es fija y no puedes hacer nada al respecto. Permanecerá siempre visible durante todo el año, pero si puedes añadir elementos decorativos que no choquen con el entorno.

toldo cofre en vivienda

Protección frente al sol

El gran punto positivo de un toldo frente a la pérgola es que puedes regular la inclinación para proteger el espacio del sol incluso cuando se encuentra en el punto más alto. Sin embargo, las pérgolas no corren con la misma suerte y será necesario añadir un toldo vertical o estor para conseguir esa protección completa.

Por este mismo motivo, nunca debemos olvidarnos de la orientación de la zona geográfica, ya sea una terraza particular, negocio o porche.

De todas formas, vamos a contarte un pequeño truco y avance en este sector que recibe el nombre de pérgolas bioclimáticas y que pone solución a tu problema si quieres usar esta estructura tan demandada.

Al componerse de lamas orientables protege toda la estancia al completo y crea un confort donde el sol no sea ningún impedimento para disfrutar.

¿Cuál es tu presupuesto?

Además de todos los puntos claves que hemos nombrado hasta ahora, el factor precio siempre está en nuestra mente. Debemos ser conscientes de a qué podemos optar con el presupuesto que tenemos.

Por tanto, si tienes fondos para realizar una buena inversión puedes incluir una pérgola a tu vivienda o negocio. Recuerda que disponer de una pérgola bioclimática incrementa aún más el precio, sobre todo, si queremos poner cubiertas de cristal o policarbonato.

¿Toldo o pérgola? Para quién recomendamos cada tipo de instalación

Estamos en la recta final y todavía, ¿no tienes claro cuál es el tipo de instalación que quieres para tu estancia?

Vamos a despejar cualquier tipo de duda de última hora, con nuestras recomendaciones basadas según una estructura u otra.

¡Vamos a ello!

Pérgola

  • Si buscas una estructura con más resistencia y durabilidad frente a climas adversos.
  • Quieres crear una estancia agradable para disfrutar durante todo el año tanto para uso particular como para hacer reuniones con familiares y amigos.
  • Perfecta para terrazas, jardines y patios de gran tamaño.
  • Si tienes un presupuesto amplio, no tendrás problemas en optar por esta estructura.
  • Si no te importa tener un soporte fijo para todo el año.

Toldo

  • Ideal para terrazas pequeñas donde la prioridad se centra en la protección del sol.
  • Si tienes un presupuesto ajustado, es una opción muy válida.
  • Necesitas una instalación sólo para usos puntuales, sobre todo, en verano para resguardarse de las altas temperaturas.
  • Si quieres protegerlo frente a tiempos extremos como fuertes vientos o lluvia y buscas lo más estético posible.

Toldo o pérgola: nuestra valoración final

Y aquí viene el quid de la cuestión, ¿cuál es la mejor elección? ¿Toldo o pérgola?

La respuesta, sin lugar a dudas, es depende. No existe una instalación mejor que otra si no que cada uno tenemos necesidades diferentes y todas ellas son igual de válidas.

Por tanto, valora cada una de las características que hemos visto para hacer la mejor elección. Ahora, ya tienes en tu poder una guía que te servirá como orientación teniendo la certeza que vas por el buen camino.

Por supuesto, siempre podrás contactar con nosotros para hacer cualquier consulta que no tengas del todo claro.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

💬 ¿Necesitas ayuda?